Los Centros Educativos Vicencianos son escuelas católicas, dirigidas por las Hijas de la Caridad, que inspiran su acción educativa en el Evangelio y en el espíritu de sus fundadores: Vicente de Paúl y Luisa de Marillac.

Basan sus esfuerzos en la integración de los alumnos, la sensibilidad por los necesitados y la valoración del saber como medio para servir mejor.