La finalidad fundamental en esta etapa es la educación integral del alumno, a través del desarrollo armónico de los distintos ámbitos que componen su personalidad: dimensión cognitiva, afectiva, relacional, psicomotriz, social, espiritual, etc.

Llevamos a cabo un programa de Estimulación temprana que ofrece a los alumnos oportunidades de crecimiento personal y desarrollo físico y neurológico.

Para gestionar la enorme diversidad que existe dentro de nuestras clases, y dentro de un marco de interacción social basada en la cooperación, nuestro trabajo en el aula se basa en una metodología de Rincones Cooperativos.

Estas zonas de trabajo (rincones) dentro del aula, reúnen una serie de características que nos permiten trabajar las tres Áreas Curriculares en esta etapa:

  • Lenguajes: Comunicación y Representación,
  • Conocimiento del Entorno,
  • Conocimiento de sí mismo y Autonomía Personal.

Basamos el diseño de las tareas en la Teoría de las Inteligencias Múltiples (Howard Gardner ) y así, conseguimos una clase en la que ocurren cosas distintas al mismo tiempo, y en la que se respeta el ritmo individual de cada alumno.

Dentro de nuestra comprensión educativa de esta teoría, abordamos en concreto la dimensión espiritual a través del programa “En ti”.

 El convencimiento de la variedad de inteligencias y de la capacidad de crecimiento de cada alumno, el entusiasmo por facilitar la comprensión desde diversos caminos, es lo que creemos que marca la diferencia entre una escuela en la que sólo se enseña y un centro donde todos aprenden.

Una escuela donde se fomentan nuevos modelos de razonamiento y donde continuamente se está a aprendiendo la forma de aprender juntos.